Respaldo a la causa por mar en Argentina

El Congreso argentino expresó ayer al presidente Evo Morales su solidaridad al “legítimo” reclamo de Bolivia para una salida al océano Pacífico.  

Morales partió ayer de Buenos Aires a Brasilia para participar de la Cumbre del Mercosur a la que su homóloga chilena Michelle Bachelet desistió de asistir. En el evento también hará “campaña” por el mar.

El presidente de la Cámara de Diputados del Congreso Nacional de Argentina, Julián Domínguez, expresó al presidente Evo Morales la solidaridad de esa instancia al reclamo boliviano por una salida al mar.

En el marco de una sesión especial instalada en el Congreso de Argentina en honor a Morales, Domínguez le manifestó “la solidaridad con el legítimo reclamo de la salida al Pacífico de su país y hacer de nuestra región una tierra más justa para unirnos en un gran abrazo latinoamericano”.

“Mar para Bolivia y Malvinas para Argentina”, dijo el Mandatario en unas declaraciones a la prensa tras una intervención ante el Congreso argentino.

A su juicio, en ambos casos, tanto el boliviano como el reclamo argentino de la soberanía de Malvinas frente al Reino Unido, es necesario un “trabajo conjunto importante” de los dos países.

Por su parte, el vicecanciller de Bolivia, Juan Carlos Alurralde, consideró que es “muy importante” el respaldo del Presidente de la Cámara de Diputados a la reivindicación marítima boliviana. Sin embargo tras la visita de Morales, la presidenta Cristina Fernández no hizo mención alguna al tema marítimo.

Morales durante su permanencia en Argentina, visitó la Central Nuclear Néstor Kirchner en la localidad de Lima.

“Hace años que tenemos una alianza energética con Argentina. Tenía pendiente visitar esta central nuclear. Es impresionante”, dijo Morales.

Más apoyo

Horas después, el Mandatario participó de la concentración multitudinaria que organizó la Central de Trabajadores de Argentina en apoyo a la demanda marítima de Bolivia en un estadio de la capital de Buenos Aires.

“Nunca hemos visto este apoyo y esta concentración para expresar esa solidaridad”, manifestó Morales asegurando que el acto es un apoyo “para una justicia, para una reivindicación” y reclamó también la participación de Naciones Unidas para solucionar el conflicto, que ha sido elevado por el país a la Corte Internacional de La Haya.

“Estamos convencidos de que los pueblos de América Latina están organizados sindicalmente, culturalmente, políticamente, en los movimientos sociales, los trabajadores pero con una línea política. Cuando se unen los pueblos de América Latina nunca nos derrota el imperio”, señaló Morales.

La “gran campaña” se traslada a Brasil

El presidente Evo Morales después de su visita a Argentina, emprendió su viaje a Brasilia, capital de Brasil, donde se realiza la Cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur) que contará con la presencia de los mandatarios de Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela, además del país anfitrión.

A última hora se confirmó que la presidenta Michelle Bachelet que en un principio había anunciado su presencia, no asistiría al evento por motivos de agenda. Sin embargo, los medios chilenos afirman que se debe a la “arremetida campaña” comunicacional que realiza Bolivia con la demanda marítima.

El pasado domingo el presidente Morales anunció que lleva adelante una “gran campaña” de información a distintos países para que Bolivia retorne al mar.  

Por su parte, Chile también envió a Uruguay y Argentina como su “emisario” para informar sobre la posición chilena al exsecretario general de la Organización de Estados Americano (OEA), José Miguel Insulza.

Morales dijo que Insulza antes apoyaba a Bolivia “hasta públicamente. Ahora entiendo que está en campaña contra Bolivia, entiendo que son posiciones pero tenemos mucha esperanza”.

 
Joomla templates by a4joomla